Dulce equinoccio de otoño

Escribo esta minientrada para agradeceros de nuevo que sigáis mis relatos. La entrada de la cuarta parte del parto de mi hijo Aritz ha sido la más dura de escribir, revisar y publicar. Y sé que para los que la habéis leído ha sido también muy emotiva, sobre todo para las mamás que han pasado por situaciones similares. Como suelo decir, emocionarse, recordar y llorar son buenas oportunidades para sacar aquello que queda enquistado, y espero que os haya servido de mucho remover tantas vivencias.

Quería deciros que todavía estoy “gestando” una última parte, que no sé si va a quedar en una o dos entradas más y que espero tener listas en los próximos días. El postparto inmediato, las gestiones tras el parto, el puerperio en los meses siguientes, la subida de la leche y la necropsia de nuestro hijo son los temas que trataré más adelante.

Del presente quiero deciros que mi bebé sigue creciendo y cada día son más evidentes sus movimientos. Ayer tuvimos visita con el ginecólogo y pudimos escuchar su corazoncito, que es lo que más añoramos durante las semanas que no tenemos visita. Estamos esperando con muchas ganas la ecografia morfológica, que nos toca el 19 de octubre, con ganas de verle otra vez, que nos confirmen que todo se ha formado perfectamente, y saber si es niño o niña para empezar a referirnos al bebé con nombre propio.

En el embarazo de Aritz, en la semana 17 (explicado en esta entrada), que es en la que estoy ahora, tuve mi primer sangrado y amenaza de aborto… Y eso me ha hecho estar un poquito más pendiente y temerosa, pero de momento me encuentro fantásticamente y creo que lo llevo bastante bien.

Ésta semana hemos ido a ver a la mamá de Mamífero, que nos tenía guardadas muchísimas cosas que mi cuñada consiguió para Aritz el año pasado. Así que ha sido muy emocionante ver todas las cositas ya en casa y revisar toda la ropita.

Así que ha sido una entrada al equinoccio muy emotiva, y llena de buenos deseos para este trimestre. A mí pareja y a mi nos encanta el otoño, sus frutos y sus colores. Vivimos rodeados de montañas, y nos encanta el paisaje otoñal. Nos alegra la llegada del frío, que dónde vivimos es una larga temporada acompañada de nieve. Así que la meteorlogia de los meses que llegarán, me apetecen mucho, para estar en mi cueva, cerquita del fuego y bien conectada con nuestro bebé.

De nuevo, gracias por estar ahí, por enviarnos tantos buenos deseos y dedicarnos vuestro tiempo.

Un abrazo lleno de buenas esperanzas para todos, en especial para las mamis que lleváis a vuestro bebé arco iris y estáis tan vulnerables como yo ahora, ¡mucha fuerza valientes!

Featured image

¡feliz equinoccio a tod@s!

 

Si te ha gustado lo que has leído, no dudes en compartir, comentar, darle a me gusta y seguir mi blog! Gracias por leerme 🙂

Abrazos mamíferos ❤

Anuncios

6 comentarios en “Dulce equinoccio de otoño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s