La niña buena

Del útero a tus brazos

Desde pequeña siempre me han llamado niña buena, para mí era normal escuchar los comentarios sobre lo obediente que era, lo noble, lo calladita… hoy día, mirando hacia atrás me pregunto qué diferencia hay entre ese “ser buena” y ser pasiva, complaciente en demasía, sumisa. Por otra parte, para que haya alguien “bueno” tiene que haber también alguien “malo”, pero eso, es otra historia…

Quizás por mi carácter “bueno” a veces me da mucha rabia ser “demasiado” respetuosa y “bien educada” y no soltar a tiempo la respuesta adecuada en el momento preciso. Es como si mi mente en ese momento se “enlenteciera” por miedo a faltarle el respeto al otr@ o a caer mal.

Y nada mejor que poner un ejemplo para ilustrar lo acobardado de mi carácter en ocasiones (algo que me estoy trabajando a nivel personal). En una reciente visita al centro de salud, en la que…

Ver la entrada original 542 palabras más

Anuncios

2 comentarios en “La niña buena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s