Complicándome la vida

Hoy, un nuevo capítulo de “La ineptitud mi hospital y su mal trato al paciente”. No estoy cabreada, estoy lo siguiente…

Os cuento, como os dije (aquí), estaba esperando que me programasen la ecografia que se supone que deben hacerme mensualmente para controlar el cuello del útero. Algo que dado mi historial obstétrico y por tratarse de un embarazo de alto riesgo, deberían tomarse en serio, pero no. Hace un mes y medio de la última que me hicieron, y parece que va para largo…

Ante la negativa de mi comadrona a programármela (tal como os conté aquí), y la imposibilidad de concertar cita en el nuevo hospital por la saturación de las fiestas, acudí a mi ginecólogo a que mi hiciese la petición. Después de dos semanas esperando la llamada, ayer veo que me habían llamado del hospital (no he recibido ninguna llamada antes). Como pasé mala noche, no pude atenderlas ya que dormí hasta la 1 del mediodía, y cuando llamé ya era demasiado tarde porque solamente programan por las mañanas.

No obstante, ayer mismo me mandaron también un mensaje de texto, programándome la ecografía para el día siguiente… Si, con menos de 24 horas de margen y sin hablar conmigo. Es algo que suelen hacer, mandan un SMS, con la coletilla conteste SI o NO. Contesté que no, dado que ni me iba bien, ni Mamífero podía acompañarme, y obviamente, con el terror que tengo a a las ecografias, yo no voy sola… No se si piensan que una vive allí al lado, y que tiene todos los días libres para organizarse de un momento a otro…

Evidentemente, hoy no he podido ir, pero he llamado para que me diesen otra cita. He explicado que ayer contesté al mensaje para anular la hora, y que llamaba para concretar otra. Y de entrada me han dicho que ese mensaje no servía para anular… Ah, muy buen sistema entonces, cierran las líneas a mediodía, y no leen los mensajes que ellos mismos de mandan, y piden que contestes…

Me ha atendido la mujer con menos tacto del mundo, con mala baba, sorna y cero empatía. Lo primero que me ha dicho es: Esta ecografia la has perdido tu, deberías haber venido… eso no se puede hacer (le ha faltado decirme niña mala, estás castigada sin ecografia). Como si una tuviese que estar disponible por obligación a las horas que ellos dan de un día para otro sin ni siquiera consultar si te van bien… Y que claro, como era YO la que había perdido la hora, no me podía programar otra.

Su solución: pide cita con el ginecólogo (mañana claro, porque hoy ya no damos horas…) y que él vuelva a hacer la petición. Absurdo, una pérdida de tiempo coger cita solamente para eso, y tener que esperar ¿cuánto, un mes más para ver a mi ginecólogo y que me vuelvan a programar… ? Le he explicado que estaba esperando esa ecografia, que es importante, y que si hago eso estando de ya de 32 semanas se va a alargar demasiado… Su respuesta ha sido, literalmente, decirle a quien tenía al lado: esta ahora me quiere dar lecciones… Muy maja, muy empática y profesional ella.

Podría haberme pasado la llamada con un ginecólogo de guardia y que hiciesen la petición in situ, facilitarme algo, o al menos, parecer amable y comprensiva ante mi situación. Pero me ha tocado la amargada de turno, borde, y sin ganas de hacer su trabajo con un poco de cariño.

La señora no quería razonar, y se ve que no les dejan concertar citas sin la petición de un médico. Eso puedo entenderlo, lo que no es de recibo, es que encima me trate con malos modos, y como a una irresponsable por no acudir. Al final me ha dicho que hable con mi comadrona (suerte que la veo la semana que viene en el cursillo de maternidad) y a ver que hacía ella… Nada, que me espabile.

Por cierto, la semana pasada tenía cita con mi comadrona, pero decidieron que ese día no visitaba. Porque si, no es que estuviese enferma o algo de última hora. Según la administrativa, la agenda de ese día estaba cerrada, sin anular las citas ni nada. Mamífero habiendo cuadrado su día de fiesta para poder acompañarme, y no había visitas. Nos pegamos el madrugón para nada. Fue error del hospital que no nos hubiesen avisado, pero bueno, esperas a la siguiente cita ¡que no pasa nada! Y así van en este hospital, todo muy bien.

Estoy relativamente tranquila porque no tengo ningún malestar, contracciones, ni nada que me haga sospechar que el parto se va a adelantar, de momento. Pero como pase algo, esta vez monto un pollo, por negligentes, ineptos, e irresponsables.

A este paso, se me juntará con la ecografia del último trimestre, y es absurdo hacerme dos tan seguidas… Y este mes entre cursillo de maternidad, citas en ambos hospitales, y pruebas vamos a tener los días de fiesta de Mamífero a tope… Y yo necesito estar estas últimas semanas, relajada, preparándome para el parto, y arreglando todo para recibir a Biel. Y me estoy agobiando de que venga todo tan de golpe.

Se que llegaremos a todo, y que si me pongo de parto de improvisto mi hijo lo tendrá todo cubierto teniendo a sus papás…  Debo relativizar, porque a todas nos pasa factura esta ansiedad por tenerlo todo controlado ( amigas que estáis en la recta final, no decaigáis!! ). Pero es un rollo que la “dulce espera” sea tan agobiante, y encima te compliquen la vida tanto con las citas… 😦

Espero que los Reyes Magos os traigan alegrias y no disgustos como a mi, ¿será que me he portado tan mal? :p

Si te ha gustado lo que has leído, no dudes en compartir, comentar, darle a me gusta y seguir mi blog! Gracias por leerme 🙂

Abrazos mamíferos ❤

Anuncios

10 comentarios en “Complicándome la vida

  1. Mucho ánimo! Es una pena que no tengan ni pisca de tacto sabiendo que una mujer embarazada está nerviosa y agobiada ya de serie como para complicarlo con sus malos modos 😦 pero tu intenta relajarte, aunque da rabia la ineptitud de esta gente no es bueno que biel te sienta nervisa por su culpa un beso enorme :*

    Le gusta a 1 persona

  2. Ve a urgencias a que te la hagan. Se satura el servicio, es una jodienda tanto para ti como para los profesionales que están trabajando pero… chica, si no funcionan, no funcionan. Y ya que vas les pones una queja formal con sus tres copias (nada de que te intenten colar una de esas quejas internas de hospital).

    En mi centro de salud son muy majetes, la verdad pero también tienen un descontrol con las citas…. Hoy me ha llegado la cita de la ecografía que, viendo que no llegaba, tuve que ir en persona a ver qué había pasado. Decirte que fui hace como 4 semanas a por ella y ya lo tenía todo arreglado. Pues mira: hoy ha llegado a mi correo, para el jueves que viene. Y por teléfono no arreglan nada porque no saben.

    Un abrazo

    Le gusta a 1 persona

    • Que mal funcionan a nivel administrativo, y si no saben arreglar una cita por teléfono ya…
      A urgencias no quiero ir porque lo paso mal, son muchos recuerdos de haber ido tantas veces con el embarazo de Aritz… De momento en este, estoy pisando el hospital lo justo y necesario, y ya me angustio.
      Si tengo sospecha de que pasa algo iré, pero no si no tengo ningún síntoma, que luego encima te tratan como una quejica y cuando pasa algo pasan de ti… Es lo que me pasó con Aritz, que fui tantas veces (por necesidad, sin exagerar) que no me tomaban en serio y pasó lo que pasó…
      Un abrazo Hobbi-family!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s