Primer mes de lactancia I

 

12939573_10207491966070954_17266894_n.jpg

Empezamos la lactancia muy bien, o eso pensaba yo, cogido a la teta en su primer minuto de vida. En esa primera toma, me salió un morado en la areola, debajo del pezón derecho. Allí mismo, la enfermera que estuvo durante el parto se dio cuenta, me lo puso bien y se cercioró de que estuviese bien cogido. Dolía, si, y bastante, pero todos me decían que era lo normal, que hasta que se acostumbra el pezón, duele. Yo sabía por lo que había leído que no es buena señal sentir dolor, significa que algo falla.

El día y la noche que pasamos en el hospital recibí mucha ayuda de las matronas y enfermeras que estaban por allí. Siempre que pasaba alguna por la habitación preguntaban como iba la lactancia y se quedaban el rato que hiciese falta para ayudarnos, pero fue muy poco tiempo el que estuvimos allí. Rectificamos posturas, puse atención al agarre, ya sabéis, intentando que Biel pusiese la boquita de pez bien abierta para coger el máximo posible de areola. Un par de días más tarde, volvimos al hospital para hacer la prueba del talón, me lo puse al pecho para que estuviese tranquilo, y la matrona aprovechó para darme algunos consejos para perfeccionar la postura.

En casa, seguí todas las pautas, pero seguía doliendo, tanto el momento del agarre como el resto de la toma, sobre todo el pezón izquierdo. Además, nos costaba mucho que Biel se cogiese bien, hacíamos muchos y dolorosos intentos antes de que pudiese empezar la toma. Aunque intentaba ofrecerle el pecho antes de que estuviese hambriento, tanto repetir el agarre le impacientaba mucho, a mi me agobiaba, y al final, cuando se cogía mamaba con mucha ansiedad.

Días después, me di cuenta que aquello que dolía tanto en mi pecho izquierdo era una grieta. Cada toma con ese pecho era una pesadilla, pero aguantaba, él necesitaba comer y no me podía arriesgar a dejar de darle ese pecho. En la visita post-parto a domicilio con mi matrona del CAP, de la que ya os he hablado, le comenté que tenía una grieta y dificultades con el agarre. Intentamos con ella delante probar la posición de rugby, no nos salió, pero ella no insistió… No me dijo nada nuevo, ni se implicó demasiado, y eso que es la profesional sanitaria que debe asesorar en estos temas…

Le dije también que veía a Biel muy ansioso, que quería pecho a todas horas (luego supe que además del problema de agarre, estábamos pasando el primer brote de crecimiento), y no se quedaba satisfecho nunca. Y me contestó, alegremente, que probase a darle un chupete a ver si se calmaba… Que a veces solamente necesitan succionar y que estaríamos mas tranquilos así. Es cierto que a veces solamente quieren pecho para calmarse, pero yo hablaba de ansiedad real, no de chupar un rato para dormir tan ricamente.

En serio, no hagáis caso de estos consejos, son muy peligrosos, y más con un recién nacido de menos de un mes. Además de ser una interferencia a la correcta succión cuando todavía se está instaurando la lactancia, puede tener más consecuencias.  Para mi no era una opción porque prefiero calmarle con el pecho y creo que es crearle un hábito para nuestra comodidad que después deberemos forzarles a dejar, y no va con mi estilo de crianza. Si queréis darle chupete a vuestro bebé para que se calme, está bien, pero no lo hagáis para tapar un problema, sobre todo, si vuestro instinto (como lo hacía el mío), os dice que algo pasa. En nuestro caso, como veréis si seguís leyendo, si hubiese calmado a mi hijo con un chupete saltándome tomas, podría haber sido muy grave…

Aguanté un par de semanas viendo las estrellas, con el pezón al aire casi todo el día para que se curase, poniéndome aceite de oliva, vigilando la postura… Por supuesto, con el apoyo e implicación de Mamífero que me ayudaba a colocarlo bien y le aguantaba las manitas para que no me arrancase mis maltrechos pezones. Por las noches a veces me saltaba alguna toma de ese pecho porque intentar que se cogiese bien nos llevaba mucho tiempo, pero abusar del otro pecho hizo que el otro pezón empezase a doler también… Llegaba a llorar de dolor, el agua caliente en la ducha me ardía, el roce con la ropa era como tener cristales clavados, y temía las tomas. Me dolía mucho físicamente, pero lo que más temía era que no lograse establecer la lactancia y acabar dejándola.

Biel podía estar una hora al pecho, vaciarlo, y seguir con el otro, para continuar pidiendo como si estuviese muerto de hambre, continuamente, todo el día y la noche. Además lloraba mucho, desde las 7 de la tarde, hasta la madrugada muchos días. Primero pensamos que eran cólicos como os conté en esta entrada , y si, tenía gases porqué al mamar tragaba demasiado aire. Cuando encontramos la manera de que expulsase los gases, caí en que era una crisis de crecimiento y por eso demandaba tanto pecho. Cuando ya casi llevábamos un par de semanas así, estaba claro que algo más pasaba, y me empecé a preocupar en serio.

Entonces recibí un mensaje de una mamá bloguera, Laia (mdemamma) asesora de lactancia y porteo, que me ofrecía su ayuda si necesitaba algo. Le estuve contando las dificultades que teníamos, cuánto le costaba cogerse, y que además, al mamar hacía chasquidos. Biel no hacía bien el vacío, por eso tragaba más aire y se le escapaba mucha cantidad de leche de la boca.

Íbamos hablando casi a diario, se preocupó mucho por nosotros y le estaremos eternamente agradecidos por ello. Me pasó muchísima información, al no poder desplazarnos nosotros, se encargó de hablar con su profesora y entre las dos, asesorarnos a distancia. Me aconsejó probar posturas nuevas, sobre todo el agarre espontáneo, a caballito y rugby, a ver si notábamos mejoras. Me costó mucho experimentar ya que rabiaba de dolor y Biel se ponía ansioso a buscar el pezón ya dolorido, dándole golpes, agarrando con las manos… Pero cuando lo conseguíamos, si que noté que se cogía mejor en esas posturas.

12900108_10207491997591742_832153390_n

A caballito

Pero seguía doliendo, y mucho. Así que un día no aguanté más y fuimos en busca de unas pezoneras. No me las puse antes porqué temía que después no supiese agarrarse al pezón, pero no podía seguir así, estaba empezando a cogerle aversión a la lactancia… Y la primera toma que hicimos con pezoneras fue… tan agradable!! Era la primera vez que daba el pecho sin sentir dolor, y eso que todavía tenía los pezones agrietados. Por fin empezaba a disfrutar con esa mirada tan tierna de mi hijo mamando… que se alargasen en tiempo que hiciese falta y cuantas veces quisiera! Eso me dio mucha esperanza para seguir con la lactancia, perfeccionar las posturas, y cuando se curasen los pezones, retirarlas.

A Biel le gustó mucho la experiencia también, no le costó nada cogerse, no tuvo que buscar como con el pezón. Y solamente emitió un quejido (uhm!) cuando vio que debía chupar un par de veces para que saliese la leche ya que estaba acostumbrado a que fuese instantánea. Además, me di cuenta de que al ser más grande que el mismo pezón, abría mejor la boca y parecía sujetarlo mejor, succionaba con más profundidad, sin apenas chasquidos y no se le escapaba de la boca.

Esa misma semana tuvimos visita con la pediatra (la llamaremos Pediasauria a partir de ahora), para hacer el control de peso. Yo iba tranquila sabiendo que, aunque teníamos dificultades, Biel mamaba a demanda, mucho, y yo tenía muchísima leche, por lo que esperaba que hubiese ganado peso correctamente. Pero no, esa semana Biel no ganó nada, 30g… Pediasauria se alarmó, nos dio órdenes de suplementar después de cada toma de pecho con biberón y volver a pesarlo al día siguiente.

Según ella, hay madres que no tienen buena leche… mamás, si oís esto huíd, no hagáis caso!! Además, como le comenté que lloraba mucho, dijo con muy poco tacto: claro, es que estaba pasando hambre… Como si le estuviese negando el alimento! Y cuando le dije que le daba pecho tantas veces como él quisiera (a demanda), y que se podía pasar una hora mamando, puso el grito en el cielo. Dijo que por eso me salían grietas (claaaro…), que máximo 20 minutos al pecho y nada de querer mamar cada hora, cargándose así el principio de lactancia a demanda. Además de la incongruencia que es negarle el pecho a un bebé que no gana suficiente peso WTF!!! Me mordí la lengua y le dije únicamente: es que yo le doy a demanda… Escucho las necesidades de mi hijo y confío en su capacidad para autorregular su alimentación.

En la siguiente entrada os seguiré contando como siguió la historia…

 

Si te ha gustado lo que has leído, no dudes en compartir, comentar, darle a me gusta y seguir mi blog! Gracias por leerme 🙂

Abrazos mamíferos ❤

 

Anuncios

22 comentarios en “Primer mes de lactancia I

  1. Ay, Jess! El instinto mamífero sirve, pero cuando la sociedad nos tiene privados desde hace años de la visión de la lactancia materna, aportándonos a cambio mitos, miedos, horarios… Es un cóctel horrible para una buena implantación de la LM.
    Quería seguir leyendo la continuación de tu historia antes de comentarte nada, pero me aventuro a darte otra posición (¿nueva?) cuyo agarre es el más profundo de todos. La hacemos llamar “postura biológica”, con eso te lo digo todo. Es una pena que no te pueda poner una foto por aquí, pero intentaré describírtela; es la postura del auto enganche, del piel con piel, has de estar boca arriba, un poco reclinada (unos cojines, almohada, o simplemente echar el culo para delante, hasta el borde de una silla y recordar la espalda) y el bebé encima de ti buscando solito el pecho. Él tiene que echar para atrás la cabecita si quiere agarrar teta, con lo que está obligado a abrir mucho la boca, y la gravedad hace que el agarre sea muy profundo, además de tener la libertad de apartar la cabecita cuando ya no quiera más, porque ni se la estamos sujetando nosotras (como máximo puedes poner un brazo al ladito para que no se le vaya hacia un lado). Por supuesto, ésto mejora notablemente si ambos estáis con el torso desnudo, y aún más si lo hacéis en la bañera totalmente relajados. Son tomas totalmente placenteras y te prometo que no sentirás ni daño ni molestias ni nada, es más, Biel llegará a profundizar tanto en la toma que notarás como vacía el pecho perfectamente, lo que se traduce en menos ingurgitaciones (y futuras mastitis) y un aumento de peso mayor.
    Disfruta de tu lactancia, que efectivamente no tiene que doler en absoluto

    Le gusta a 1 persona

    • Si, Mar, gracias!! A esa postura la he llamado agarre espontáneo 😉
      Nos la recomendó Laia, y es la primera que probamos, y si, no me dolió aunque estaba todavía con las grietas! La hacemos de vez en cuando, el otro día en la bañera desnuditos por ejemplo. Va muy bien para el agarre, pero a Biel que es un poco ansioso, no le gusta demasiado por tener que buscar… además si tiene demasiado sueño no lo veo cómodo porque parece que se cansa de levantar la cabecita y acaba el pobre con la cara aplastada en mi teti xD
      Empezamos a trompicones, pero ahora si que estamos disfrutando la lactancia, a tope 🙂

      Le gusta a 1 persona

  2. Ay cuánto siento este calvario de inicio de lactancia y estoy deseando saber qué pasaba finalmente. Me siento totalmente identificada, ya sabes que mis comienzos, durante más de 4meses fueron muy duros http://elplanetadeoliviayvioleta.blogspot.ie/2016/01/la-lactancia-de-sangre-sudor-lagrimas-y.html?m=1
    y a veces los pediatras no ayudan nada, no tienen ni idea de lactancia materna. En la entrada te pongo todo lo que sí me ayudó.Un abrazo, Violeta ya tiene 10 meses y seguimos felices con la lactancia.Ánimo, se pasa tan mal!♡

    Le gusta a 1 persona

    • Vosotras tuvisteis muchos contratiempos, y graves… se me encogía el corazón al leerlo. Has sido muy valiente sacando fuerzas con tantos factores en contra, para buscar información, ayuda y empoderarte. Como dices al final de tu entrada con recursos y apoyo se consigue! Es muy importante compartir estas experiencias porque muchas llegamos a la lactancia sin saber demasiado, después de un nacimiento que puede complicar las cosas, sin recursos, y muchas veces sin fuerzas ni nadie que nos sostenga.
      Gracias por compartir vuestra experiencia y por los ánimos, y os felicito por vuestra feliz lactancia ❤

      Me gusta

  3. Pingback: Primer mes de lactancia II | mamiferizando...

  4. Ay como me suena, de verdad que no se que haría sin ustedes porque en ocasiones me siento como un bicho raro, todos a mi alrededor me miran como si no entendieran como algo tan sencillo me cuesta tanto (sencillo??????!!!!).. mis primeros dias fueron bien, los dos primeros en el hospital y los otros dos en casa, hasta que me salieron grietas que sangraban…. no me quiero ni acordar de lo mal que lo pasé, entre las hormonas, el cansancio, el cuerpo… el oirlo llorar muerto de hambre y yo impotente… con sangre en los pezones, no me quiero ni acordar de la sensación de tristeza tan grande… pero poco a poco seguí dándole, se me calló la costra y salía un poco mas de leche, pero me ha costado mucho, tuve que darle fórmula porque nació de bajo peso y aún asi, con mixta, seguí dandole pecho para intentarlo, me salió una mastitis, el dolor es… indescriptible, al igual que tu, me estaban clavando cristales en los pezones y dandome puñetazos en el pecho.. no exagero,la matrona cuando me vio pegó un grito, me mandó al hospital y gracias Dios que no tenía fiebre, estuve cuatro días sacandome leche y apretando el pecho que gracias a papá pescado que estuvo dandome los masajes, ha sido una experiencia muy mala, lo unico bueno es mi niño y su carita cuando come… eso me hacia olvidar cualquier dolor, sangre, grieta, mastitis…y por cabezona ahora mismo sigue con el pecho. Ya no tengo grietas y poquito a poco el solo y la menda, hemos llegado a “engancharnos” el uno al otro.
    Pescao es un ansioso también, exactamente igual, tiene gases porque me he dado cuenta de que el no hace vacio de la ansiedad, me pinza los pezones, me los araña..me los retuerce pero porque hace fuerza para tirarse pedetes y del enfado (porque a la vez tiene hambre) se suelta del agarre y destroza el pecho para luego lanzarse a el hechando primero la cabeza para atras y en plan “me la voy a comer” una pasada… jajaj. Pero bueno, imagino que todo será poco a poco.
    En el hospital me han dicho ya dos veces lo de la chupa, y cuando les he dicho que no tengo, me miran mal, “eso les consuela” y les contesto que no, que además no le gusta ( la escupe y se atraganta porque no le gusta la chupa) y no se la pongo y punto. Me han dicho que le de agua….una de barbaridades que es que no lo entiendo..de verdad… no me han ayudado nada a la lactancia, pero nada… me han recomendado grupos que estan lejos (a kilometros , en mi centro de salud no hay, cuando deberian de haber en todos y hacerlo la matrona además) y algunos encima de pago, es decir, pago gasolina, pago grupo… y no hablo de una cuota simbolica… y me quedo corta después venga a decir que la LME es lo mejor y blabla.
    Por cierto no he probado las pezoneras, cual usas? es que hasta en eso no tengo ni idea pero estaría bien comprarme unas para cuando está muy ansioso.
    Besines guapisima ( la foto dandole de mamar en la postura de caballito es preciosa!!).
    PD: Entiendo perfectamente a las madres que terminan dándole leche de fórmula a sus bebés, y desde aquí decirles que NO son peores por eso, ni malas madres ni nada por el estilo, son iguales o mejores que las demás. Otro óle para ellas.

    Le gusta a 1 persona

      • Esto de escribir dando teta no se me da bien, creo que he eliminado tu comentario y mi respuesta… Y llevaba tiempo buscando un hueco para contestarte porque me sabe muy mal que no tengáis apoyo, espero poder ayudarte…vuelvo a escribir, a ver si me sale bien ahora 😉
        Siento mucho que lo hayas pasado tan mal, con tan poco apoyo del hospital, malos consejos… Has hecho muy bien de no hacerles caso (agua y chupete?? Por Dios!!) y conseguir seguir adelante con el pecho a pesar de todo, eres una campeona!!
        Es muy delicado el posparto, y sin apoyo, cuando hay problemas en la lactancia es dificilísimo, y muy humano desistir… Como dices, las mamás que la dejan no son menos, lo han dado todo y deben haberlo pasado muy mal.
        Creo que es vuestro derecho que os vea una matrona formada, pero claro, están tan desactualizadas que tampoco sería mucha ayuda… Los grupos de lactancia de pago, no se… pero un par de consejos y revisar si se coge bien, cualquiera con verdadera “vocación”, puede hacerlo sin cobrarte. Yo estoy en un grupo de consultas en facebook en el que asesoras y mamás participan, allí puedes pedir consejo, enviar fotos del agarre o que te revisen si tu hijo tiene frenillo, es este:
        https://www.facebook.com/groups/consultasalbalactancia/?fref=ts
        y en su web encontrarás muchísima información 😉
        http://albalactanciamaterna.org/
        Seguro que te pueden echar un cable!!
        Lo que comentas que hace pescaíto de coger y dejar el pezón, y no hacer el vacío es exactamente lo que le pasa a Biel… y también con ansiedad, coge bien el peso? Estaría bien que confirmases que no tenga frenillo (con una asesora, los pediatras como cuento pueden no ver algunos tipos) y si no fuese eso, ver si es buena la postura, probar otras… Seguro que encontráis la manera, confía mucho en vosotros, lo conseguiréis, de hecho, ya estáis haciéndolo 🙂
        Yo uso las pezoneras de Medela (tienen tallas y me costaron unos 15€), me han ido muy bien, se curó la grieta y deje de sentir dolor!! La cosa es volver a acostumbrarlo luego al pezón, a Biel ya le cuesta encontrarlo y prefiere la pezonera, creo que porque nota que se coge peor sin ellas al tener la lengua corta… pero bueno, con ellas puede mamar y seguimos adelante!
        Mucha fuerza preciosa, lo estáis haciendo muy bien, has sido muy valiente al seguir adelante estando tan solita. Seguro que con apoyo todo irá como la seda, eres una guerrera!!! Ya me irás contando como vais, y si necesitas lo que sea escríbeme por aquí o un privado si prefieres.
        Abrazos familia!!! ❤

        Me gusta

    • Un OLE por ti, pero bien grande!! Por tu forma de expresarte entiendo que eres latinoamericana, sé que por allí el boom del biberón sigue en auge, que si aquí el personal sanitario está poco formado en la materia allí ya ni te cuento, y que efectivamente hay pocos grupos de apoyo prolactancia y muchos son de pago, pero… Gracias que tenemos el mundo virtual para acompañarnos y empoderarnos. Si tienes facebook, las chicas de “Asesoras de lactancia on line” te pueden echar una mano cuando lo precises y te pueden informar de dónde tienes una asesora o grupo cerca.
      Un besazo supermami

      Le gusta a 1 persona

  5. Pingback: Primer mes de lactancia III | mamiferizando...

  6. Ay! Siento que los inicios fueran así. A mi me dolió un pelin al principio pero nada grave y prácticamente se instauró sola la lactancia. Lo que no he logrado nunca es la postura del balón de rugby. Chica! Yo es que soy megatorpe para eso!

    Un abrazo de otra a la que le cuesta respondercon la peque en brazos xD

    Le gusta a 1 persona

    • Que bien, cuánto me alegro!!
      Yo tampoco soy capaz de hacer esa postura, hay algo que se me escapa o mis tetas no son ergonómicas… Con un cojín queda bajo, con dos, demasiado alto… y cuando consigo la altura no veo la manera de apuntar la teta a su boca o al revés, eso no encaja de ninguna manera! Además del desespero del monete cuando llevo un rato encajándolo y huele la teta pero no la toca…
      Yo ya estoy empezando a coger velocidad escribiendo con una mano y el portátil a medio metro, tumbada… cuando lo pillo a dos manos y en una postura normal sale fuego del teclado de lo rápida que voy!! xD

      Me gusta

  7. Pingback: Nuestra experiencia con las pezoneras | mamiferizando...

  8. Pingback: Creciendo… semanas de la 8 a la 11 (primera parte) | mamiferizando...

  9. Pingback: Visita de los 3 meses con la enfermera | mamiferizando...

  10. Pingback: No se encontró la página | mamiferizando...

  11. Pingback: 15 semanas: movimiento libre y autonomía | mamiferizando...

  12. Pingback: 18 semanas: visita de los 4 meses | mamiferizando...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s