¿Cómo tratar la muerte con los niños?

Aprendiendo a aprender

Éste próximo domingo será 1 de noviembre. Aunque ahora la gente lo relacione con algo tan nuestro y tradicional como es Halloween. De toda la vida en España el primero de noviembre es festivo y es el día en el que se va al cementerio a recordar a los seres queridos, dejando flores en sus tumbas. Tal vez sea la única visita que se les haga en todo el año, pero la gente creé que así cumple el expediente.

Bien, tras esta opinión personal al trato de las tradiciones en este país, aprovecho la temática para tratar sobre la muerte. La muerte, es inevitable pero sin embargo, nunca sabemos con asumirla, es uno de los grandes tabúes que todavía sufre nuestra sociedad. Hablar de la muerte o, incluso, pensar en ello, nos genera angustia ya que es un hecho del que no podemos escapar. Debemos recordar que la muerte forma parte de la vida.

Ver la entrada original 1.362 palabras más

CARTA DE AUXILIO DE UNOS PADRES PARA SU HIJO ANDRÉS

Josep Pamies blog

http://static.diariojuridico.com/wp-content/uploads//2014/01/custodia-compartida.jpg

CARTA DE AUXILIO DE UNOS PADRES PARA SU HIJO ANDRÉS

La historia de Andres, niño de 18 meses y de sus padres, me ha conmocionado desde que la he conocido. Tanto por el sufrimiento que está padeciendo el niño desde que nació, como por el infringido a sus padres al retirarles su custodia paterna, que considero del todo improcedente a juzgar por lo relatado en su carta de auxilio a la Sociedad.
Si alguien del entorno de Barcelona , donde está hospitalizado el niño o de Aragón de donde son originarios, o de donde sea, puede ayudar de alguna forma a este niño y a sus padres, que lo comunique al teléfono de su madre Raquel : 633 07 77 02

Apenas publicada esta carta  y gracias a  Marta López Leal,se ha iniciado una recogida de firmas para apoyar a esta familia:

Carta de auxilio de estos…

Ver la entrada original 4.062 palabras más

Padres primerizos vs. padres experimentados

Un estudio, en mi opinión sensacionalista y mal planteado, publicado el pasado agosto en el diario Demography, concluye que convertirte en madre o padre, te hace infeliz, estadísticamente hablando, claro… Uno de los indicadores es que, después de el/la primer/a hij@, las personas que querían tener más de un hij@, cambian de opinión y se plantan en el primer@. Me parecen datos preocupantes, pero no por la incidencia negativa de los hij@s en la vida de sus padres, no creo que el problema sea ese. Más bien, diría que se trata más de una frustración general, del ritmo de vida, o de como afrontemos la ma/paternidad.

Una quiere ser positiva, pero luego, estando felizmente embarazada, te empiezan a llover mensajes alarmantes…

Cuando vas a tener un hij@, recibes un montón de consejos y comentarios, la mayoría sin que los pidas, y muchos no son muy alentadores. Parece que, cuando esperas un bebé, los padres experimentados, sienten la necesidad de alertarte, por si te lo quieres pensar mejor… Y los padres novatos, recibimos amenazas, del tipo:

Ya verás como te cambia la vida, aprovecha ahora, que luego…

¡No vas a tener tiempo para nada!  

Es agotador cuidar de un bebé… y cuando crecen ¡es peor!

Se te acabará la buena vida, y con tu pareja no va a volver a ser igual… 

No sabes lo caro que es criar a un/a hij@…

Vas a perder tu privacidad/ independencia/ cuerpo/ tiempo libre/ vida social/ juventud/ belleza/ salud/ libertad etc…

Parece que te quieran asustar, incluso convencerte de que te has equivocado para que no corras su misma suerte. Más que aconsejar, parece que te adviertan: no sabes dónde te metes ¡ilusa! Y no digo que no sea verdad, seguro que nos cambia la vida, es inevitable. Pero creo que el tinte negativo, e incluso amenazador, sobra. Pensar en que va a ser horrible, agotador y todos los inconvenientes que puede haber, no es la mejor manera de afrontar la ma/paternidad.

La mayoría suelen hablar pensando en su propia experiencia, y dicen lo que ellos sienten, sin ponerse en el lugar de los futuros padres. No se plantean qué necesitan escuchar o no. Ser padres primerizos ya es suficientemente estresante, no hace falta que nos lo pinten tan mal. Cada uno vive las cosas como las vive, y lo que para unos es terrible, para mi puede no serlo, y viceversa. Depende de muchas variables, pero sobre todo, influirá la manera como enfoquemos las cosas.

Nosotros, que hemos perdido a un hijo, y que nos ha costado tanto conseguir y mantener los embarazos, creo que lo vemos de una manera muy distinta. Estudios como el que os he comentado, y comentarios sobre “lo duro que es ser padre/madre”, creo que son una falta de respeto hacia las parejas con problemas de fertilidad, que hemos sufrido por no poder tener hijos durante años o los hemos perdido. Eso si que es duro, te cambia la vida, agota, y desestabiliza la pareja.

Creo que cuando nos embarcamos en esto de traer hij@s al mundo, siendo responsables y conscientes de buscarlos, lo hacemos con madurez y realismo. Ya sabemos que no es fácil, que puede ser muy duro, pero si lo hacemos es porque lo asumimos como contrapunto. Así que, no es necesario que vayan avisando, ni dramatizando tanto. Yo ya me he imaginado cansada, sin tiempo libre, durmiendo poco y menos, e incluso superada por situaciones que ni llego a saber. Pero acepto ese reto, entiendo que es parte de la maternidad encontrarse con momentos desagradables, imprevistos, agobios… Y he decidido que me compensa tener un hijo por encima de esos factores.

Tampoco preferiría que alguien cuidase de mis hij@s (si me lo pudiese permitir) para descansar, quiero vivirlo, creo que es parte del rol de madre/padre. Al menos, a mi modo de enfocar la maternidad, es algo que, por duro que sea, creo que nos vincula a nuestros hijos. Si lo vivimos en paz, aceptando lo bueno y lo malo, puede ser una experiencia muy enriquecedora dar tanto por ellos. Me llena superar situaciones en las que pueda dar lo mejor de mi, que requieran esfuerzo, dedicación. Si es gratificante subir una montaña, ¿como debe ser criar a un hij@?

Sabemos que es un gran sacrificio, que tendremos que prescindir de muchas cosas, cambiar rutinas, hábitos, y dedicar nuestro tiempo por completo a nuestro hijo. Somos conscientes que tener un hijo es una gran responsabilidad, y que sufriremos por su bienestar durante toda la vida. Tener hijos es irreversible, nunca dejaremos de ser sus padres. Es una gran obligación, pero la escogemos a voluntad, y con gusto deberemos llevarla.

viñeta de

viñeta de Papá 2.0

Tener a un pequeño ser tan dependiente y demandante puede ser agotador, física y emocionalmente. Puede agobiar sentir que tienes una vida distinta, que estás atad@, que dejas de ser tu mism@ para ser padre o madre casi en exclusiva (al menos durante los primeros años de su vida). Pero, aunque entiendo que pueda ser agotador e incluso desquiciante en ciertos momentos, para mi, es algo que no me hecha para atrás. Tengo ganas de pasar de ser pareja a familia, de ser mujer y madre, todo a la vez. Será que estoy muy maternal, pero es lo que me apetece hacer desde hace años.

Creo que los padres que lamentan haber perdido su anterior vida, o lo dicen porque están en un mal momento, o bien, no tomaron la decisión de ser padres con la suficiente consciencia. Es una pena que una familia sea infeliz, y que sus hijos sean criados por padres dolidos, simplemente por no plantearse con madurez qué implica ser padres.

A algunos les preocupa no poder tener vida íntima, o que esta cambie, y pase a un segundo plano. Esto puede hacer mella en la relación de pareja, y es algo que no sabremos como lo afrontaremos hasta que pasemos por ello. El cansancio y la dedicación que requiere un bebé, obviamente, cambia el orden de prioridades de la pareja. Por eso tenemos que tener en cuenta que es una etapa, es temporal, y aceptar, no podemos pretender que todo siga igual. Simplemente tendremos adaptarnos a la nueva situación, y sobre todo, no culpabilizar a tu pareja porque las cosas han cambiado.

Ambos deciden ser padres, así que, si hay algún punto que desequilibre la relación, se debe equilibrar también en equipo, no como enemigos. Es importante mantener la comunicación, compartir como nos sentimos, hablar de cuáles son las cosas que nos molestan sin recriminar nada, y buscar soluciones entre los dos.

Mamífero y yo, tenemos claro que nuestra vida cambiará, y es lo que queremos, por eso hemos querido tener hijos. Sabemos que pasarán a ser prioridades, estarán por encima de nuestras necesidades y serán el centro de nuestra vida. Por tanto, siendo responsables del camino que tomamos, no podremos pretender volver a nuestra antigua vida, tenemos que tenerlo claro. Por duro que sea, seguro que tiene muchas más cosas que lo compensarán de lleno, y queremos vivirlo. Además, tenemos muy claro que ya tendremos tiempo de volver a ser pareja, de volver a estar solos cuando nuestros hijos crezcan. Esos años pasarán rápido, y son pocos comparados con la vida entera.

Quizá, el hecho de tener tantos impedimentos para tener un hijo nos ha hecho idealizarlo, o a lo mejor, es que por eso, sabemos valorarlo más. En cualquier caso, yo siempre había imaginado dedicarme a mis hijos y sumergirme en ello. Nunca he temido perder mi independencia. He ido “a mi rollo” muchos años, y he sido muy feliz sin responsabilidades (al menos no tan grandes como un hijo) y creo que ya disfruté la libertad. No me preocupa nada tener prescindir de mis lecturas, aficiones y tiempo de relax. Y si tengo que pasar unos años dedicando mi poco tiempo libre a obligaciones, y dejar de jugar a juegos de mesa para jugar a juegos de niños, pues lo haré encantada, y disfrutaré con ello.

Por muy malos momentos que se pasen, creo que hay infinitamente muchas más vivencias enriquecedoras. Quizá a muchos les cueste verlo cuando están inmersos en una situación complicada, y entiendo que las cosas se pueden ver muy negras en ciertas circunstancias. Pero creo que a la mayoría de madres y padres, cuando ven a su hij@ sonreir, se les olvidan todos los males.

Yo me quedo con los consejos que me sirven, los que dicen con amor, como:

Ya verás cuanta felicidad os trae este bebé, ¡le vais a querer tanto!  

Por mi hij@ daría la vida.

Gracias a mi hij@ soy mejor persona.

De lo malo ni me acuerdo, tener un hij@ es lo mejor que me ha pasado en la vida. 

Disfrutadl@, ¡crecen tan rápido! 

Formar una familia es la etapa más bonita de la vida.

Nada es tan potente como el amor que sientes por un/a hij@.

Ser madre/padre, te cambia la vida, la mejora.

IMG_0416

En conclusión, por mucho que digan y adviertan, no creo que ningún padre o madre responsable, se arrepienta nunca de haber tenido hijos. La gente se suele quejar y minusvalorar lo que tienen, pero realmente, creo que solo es de “boquilla”. Muy mala tiene que haber sido tu experiencia, o tu situación para que desees no haber tenido hijos. Al final, son etapas, duras quizá, pero un hij@ es un tesoro para toda la vida.

 

Si te ha gustado lo que has leído, no dudes en compartir, comentar, darle a me gusta y seguir mi blog! Gracias por leerme 🙂

Abrazos mamíferos ❤

Preparando el nido

Suelo tomarme las cosas con calma, y más en mi estado, pero sufro ansiedad cuando no tengo las cosas atadas, y eso no es bueno. La solución es relajarse, ir poco a poco, no abarcar más de lo que pueda, y priorizar. Esa es la teoría, pero a la práctica, si vas con la calma, llega un día en que te agobias y te ofuscas. Aunque sea un momento, y luego respire, no me gusta. Y tengo en mi contra que estando embarazada, las hormonas me juegan malas pasadas, y tengo la necesidad de tener el nido a punto.

Habiendo tenido un parto prematuro, tengo la paranoia de que se puede adelantar, y que me falta mucho por hacer. Sé que son detalles sin importancia, la verdad es que fríamente me veo como una histérica pensando así… Todo es solucionable si llegado el momento nos falta algo, además, a mi manera de ver las cosas, mi hijo nos necesitará a mi y a su padre, lo demás son “extras”.

Hoy he visto un kit de: cortauñas, tijeritas, tSet-para-cuidado-bebe-Top-Comermómetro, cepillo para el pelo (¿pelo? ¿en serio un bebé necesita peinarse??), aspirador nasal… No sé cuántas cosas que no me había planteado comprar o necesitar… Sabía que los bebés necesitan cortarse las uñas y que ya nacen con ellas larguitas, pero pensaba que con los de casa nos apañábamos… y me asaltan dudas existenciales así, porqué no me gusta tirar el dinero, que falta nos hace, y comprar cosas por comprar, pero ¿y si lo necesitamos realmente? Debe ser puramente hormonal, porque nunca he pensado así…

Me queda medio embarazo casi, y casi cada día hago un repaso mental de lo que nos falta por preparar. Así que he pensado, hacer una lista aquí (me encantan las listas), y así tenerlo presente, e ir eliminando puntos. Además, así me podéis ayudar, aclarar dudas, y lo veré más claro. Os cuento lo que tengo pensado comprar, o que nos regalen

PAÑALES DE TELA

Ya sabéis que en casa somos muy verdes, todo lo que podemos. Y principalmente ese es el motivo para decantarnos por la tela, se gastan muchos, es generar demasiada basura.  Además, me parece la opción más respetuosa con la piel del bebé, ya que yo misma huyo de los blanqueantes, plásticos y perfumes, y los pañales desechables me parecen un cóctel terrible para una piel tan delicada… La tercera razón, es que, a la larga, resultan más económicos, aunque se tenga que hacer un desembolso inicial bastante grande.

El mu929236474ndo de los pañales de tela es extensísimo, y muy interesante. He contemplado las opciones, marcas, modalidades, y me he decantado por los Pop In. Principalmente porque se venden en unos packs que salen bastante económicos, comparados con el precio que tienen por separado.  Son pañales que se ajustan, por lo que no hay talla, y constan de cobertor + inserts de día y se pueden añadir inserts para noche (más absorventes). Creo que para tener suficientes, compraremos un pack de 20, más algunos absorventes de noche extra. Si nos gustan y vemos que se quedan cortos, ya compraríamos alguno más.

A eso le añado que voy a usar esponja y toallas de algodón para limpiarle y secarle. Pero como no todos los días en la vida no son perfectos, y si salimos de casa hay que ser prácticos, tendré siempre a mano algún paquete de pañales deshechables ecológicos, y toallitas sin ingredientes agresivos, o bien unos rollos de algodón para limpiar que he leído que van bastante bien. También es posible que los pañales de tela le queden demasiado grandotes el primer mes, así que a lo mejor necesitamos un paquete de deshechables para recién nacido, hasta que le ajusten bien. Venden packs de tela para recién nacido, pero me parece un gran desembolso para tan poco tiempo.

CUNA DE COLECHOcuna_convertible

Hemos decidido comprar una de Ikea, directamente cuna grande, de las que uno de los lados se retira para quedar junto a nuestra cama. Es algo que ya tenemos elegido, y fácil, pero me da intranquilidad no tenerla.

El juego de sábanas que nos regaló mi suegra

El juego de sábanas que nos regaló mi suegra

Quiero montarla, ver como quedan las alturas de las dos (cama y cuna) porque creo que no van a coincidir, y no me quiero volver loca en el último momento pensando en sacar las patas de la cama, ajustar con otro colchón…

Además tengo una “manía persecutoria” con que falte alguna pieza de la cuna o falle algo (he leído que ha pasado en algunos casos), ya ves tu que tontería… Y como nos queda lejos el Ikea me da miedito que falte algo. Además es un sitio que me agobia por la gente y tener que recorrerlo todo entero, ¡es que me canso de pensarlo!

A la cuna le tenemos que añadir: colchón, protector de colchón, y un par de juegos de sábanas de recambio. Tenemos ya uno, que nos regaló la mamá de Mamífero, con nórdico, y alcolchados para los barrotes ¡con unos dibujitos preciosos!

Además me gustaría tener un par de pijamas saco, ya que se que a algunos bebés les da por destaparse, o no les gusta, y donde vivimos hace mucho frío.

LACTANCIA

Ahí aparecen mis “ubres” y mis dilemas… Necesito urgentemente sujetadores más grandes, y como no soy fácil, no encuentro soluciones. Tienen que ser cómodos, de algodón, y tipo deportivo (top), sin costuras, ni aros, y preferentemente cruzados a la espalda y de tira ancha. Más que nada por comodidad… peeero, me estoy dando cuenta de que este tipo de sujetador solamente lo hacen en tallas “normalitas”, o al menos no encuentro en tallas extra grandes.

Los que estoy usando ya están tan dados de si, que no hacen su labor, y no se calcular que talla necesitré, si me crecerán más… Este mes tendré que encontrar alguno, al menos para lo que me queda de embarazo, porque al no sujetarme bien me empiezan a doler los pechos y la espalda. Además, tendré que comprar un pack de discos de lactancia, de algodón lavables también.

COSMÉTICA E HIGIENE

En casa prescindimos bastante de todo esto, así que la mayoría de productos (colonias, cremitas..) los sustituiremos por una opción más natural o directamente prescindimos. Nosotros usamos pastillas de jabón de aleppo, para todo, nos mantiene limpios e hidratados cuerpo y pelo, y además Mamífero lo usa para afeitarse. Es, en nuestra opinión la opción más saludable y natural y apto para pieles sensibles y atópicas, pero tiene un gran handicap: cuando entra en los ojos pica un horror!! Así que no lo veo para un bebé, le traumatizaríamos la hora del baño.

bilca_jabon_coco-lafarmacoteca

La mejor alternativa que hemos encontrado, es el jabón de coco en pastillla, (también natural, sin perfumes ni ingredientes agresivos), que es el que usamos de emergencia cuando se nos acaba el Aleppo. Y probamos a ver qué tal les sentaba a nuestros ojos, y resulta que no pica casi, y es fácil de encontrar.  Este punto es fácil ya que creo que con la cremita de pañal (me gusta la de caléndula de Weeleda) y el jabón tenemos las necesidades cubiertas 🙂

PORTABEBÉ

Mei-Tai de "de tijera rápida"

Mei-Tai “de tijera rápida”

Mi cuñada nos consiguió una mochilita, y esta semana una amiga me ha ofrecido otra de chicco, pero me las he estado mirando y ambas son colgonas. Al no ser ergonómicas no son buenas para el bebé al ir su peso mal repartido, las piernas bajas (deben de estar en forma de ranita, las rodillas por encima de la cadera), y la espalda sin el arqueo adecuado. Además, tampoco son aconsejables para la espalda de el/la porteador/a. Así que no podremos aprovecharlos 😦

En principio queríamos un mei-tai artesano de “de tijera rápida”, hecho a mano y con telas preciosas a escojer. Pero como no son evolutivos, no se puede llevar al bebé hasta los 3 meses. Así que lo dejaremos para más adelante, ya que es de los portabebés que sirven para niños más grandecitos.

Así que, de momento, me estoy planteando si sería mejor una mochila que nos sirva desde el nacimiento o mei-tai evolutivo, y viendo opciones todavía. (¡Acepto sugerencias! ) Y más adelante encargar el mei-tai, ya que siempre va bien tener un portabebé de recambio.

COSITAS VARIAS

Alguna toalla de baño, baberos, cambiador de tela, y lo que he mencionado en el kit antes, aunque no tengo claro si es de verdadera necesidad. Creo que necesitaremos también un “dedal” de para lavar los dientes y encías, y lo demás, si lo necesitamos, sobre la marcha.

Esta semana, mi madre me ha dicho que nos ha comprado esponjitas, toallitas para las regurjitaciones, peine y cepillo. Así que, ¡podemos tacharlo de la lista!

Solamente me quedaría lavar y ordenar toda la ropa, y necesitaremos un mueble nuevo para tantas cosas. El mes que viene iremos al Ikea a comprar el mueble, la cunita, sábanas y alguna cosa más de las que necesitamos. Cuando tengamos lo básico, tendré que preparar todas las cosas que piden en el hospital: las mudas mías y del bebé, pañales, jabón, cremita…Y las braguitas para el sangrado, que todavía no se si usaré desechables, o mías con compresas de tela.

Y, muy importante, tengo que preparar todavía mi plan de parto, pedir el traslado de hospital, e ir al centro y entregarlo allí. Para hacerlo tengo varios modelos guardados, y haré una remezcla adecuándolo a nuestras necesidades,que espero publicar aquí. Ya se que es pronto todavía, pero prefiero tenerlo antes de tiempo… Será que como no me esperaba parir a Aritz tan pronto, no tenía el plan de parto preparado, y fue tan mal, que no quiero que me pueda volver a pasar.

¿Me dejo algo de vital importancia? Lo esencial ya lo tenemos todo con lo que nos han ido pasando:

Bañera con cambiador, 2 sillitas para el coche del grupo 0, carrito (aunque no lo quería, nos han dado uno, y nunca se sabe) bolsa para el hospital, ropita de todo tipo y tallas hasta 9 meses y más allá….

¿Qué os parece? Visto así no me parece tanta cosa, aunque si que me gustaría tenerlo todo a punto para no darle más vueltas… y sobre todo para que no se me acumule el trabajo, y por si más adelante me encuentro peor o estoy más cansada…

¿A vosotras también os ha entrado el síndrome del nido?

 

Si te ha gustado lo que has leído, no dudes en compartir, comentar, darle a me gusta y seguir mi blog! Gracias por leerme 🙂

Abrazos mamíferos ❤

Ina May Gaskin

Quiero hablaros de una gran mujer, comadrona, a la que debemos mucho, no sólo por su trabajo a nivel práctico, y por sus preciados libros, sino también por la capacidad de empoderar a las mujeres. Ha transmitido mucha seguridad y confianza en la capacidad de las mujeres para parir de manera natural, y lo ha demostrado con su notable experiencia. Con su peculiar visión espiritual del proceso del nacimiento, y sus métodos respetuosos con la mujer y el bebé, ha logrado los mejores resultados, incluso en partos complicados. Esto demuestra que, respetando los tiempos y el proceso fisiológico, la mujer, en compañía de su partera, en confianza y sintonía con ella, puede dar a luz sin problema en la mayoría de los casos.

Ella habla mucho sobre el miedo, de como nos puede llegar a bloquear, a dificultar e incluso imposibilitar el parto. En nuestra sociedad, vivimos con temor al parto, y la mayoría quiere evitar pasar por ese momento con dolor. Cuando estás embarazada, todas las mujeres del entorno nos cuentan horribles experiencias de dolor y sufrimiento. Y así, es como llegamos al parto asustadas, sin información útil sobre el proceso y deseando que pase rápido. Sin conocer la parte bonita, la experiencia, la fortaleza y la capacidad de nuestro cuerpo, es lógico que muchos partos acaben estancándose y por tanto, sobreintervenidos.

El simple hecho de temer, de no confiar, puede hacer que se detenga el proceso, pudiendo causar serios problemas de salud tanto en la madre como en el bebé. Por eso, ella remarca la importancia de no temer al dolor, y de tener un ambiente respetuoso, tranquilo y sin invasiones durante el proceso de dar a luz. A esto añade, que todos los que asisten y acompañan el parto, no deben transmitir inquietud a la parturienta, es fundamental que se respire calma y seguridad, todavía más en las situaciones de riesgo. Destaca la importancia de la visualización del proceso (por ejemplo, el cuello del útero abriéndose) como herramienta empoderante para la mujer que facilita la dilatación y expulsivo.

mujeres en la granja

mujeres en la granja

Más abajo, os he dejado un enlace sobre su galardonada película “Historia del nacimiento” (Birth Story), imprescindible de ver si quieres tener un parto natural, si deseas empoderarte, y ver el nacimiento como algo hermoso, una expriencia vital. Contiene imágenes de partos naturales, bellos, respetados, muy gráficos. Cuenta la historia de como ella junto con las demás mujeres, tomaron la decisión de cambiar la bienvenida de sus bebés.
Estaban afincados en una comuna hippie, con humildes recursos, pero con mucho interés por aprender y cooperar. Su intención era crear una comuna, colaborativa, autosuficiente y en la que los niños se pudiesen criar en un ambiente amoroso.

Ina empezó a ayudar a dar a luz a sus compañeras y a enseñar a sus comadres a asistir partos e implicar a la comunidad en los nacimientos. Se transmitían conocimientos de mujer a mujer, y empezaron a disfrutar el parto en vez de temerlo. Con mucha determinación y dedicación, las parteras de la granja, consiguieron traer al mundo a miles de bebés en un ambiente respetuoso con la maternidad.

Los partos se volvieron un momento digno, de gran respeto, de poder femenino. Muchas parejas entonces, acudían a tener a sus bebés en la granja, hartas del trato de los hospitales, y de tener que separarse de sus parejas para parir. Algo que fue innovador, era que el hombre participase y se implicase en el parto.

Cuando la vi por primera vez, me emocionó, tanto las imágenes, como la fortaleza de su persona, la dedicación y cariño hacia su trabajo y las mujeres, su confianza, respeto y sabiduría… Ahora lo he vuelto a ver, embarazada, y tras un parto no respetado, y se me inundan los ojos de lágrimas al ver lo bonito que puede ser un nacimiento en casa, en un ambiente relajado y dejando a la mamá fluir… Para mi es un sueño que por ahora no puedo cumplir, y me duele.

Muchas mujeres, después de la gran experiencia de parir respetuosamente, afirman que volverían a repetirlo justo después de haber dado a luz. Eso dice mucho de como la vivencia puede cambiar nuestra perspectiva. Durante el trabajo de parto, el cuerpo segrega enormes cantidades de oxitocina, niveles más altos que se tienen en cualquier otro momento. Junto a otras hormonas normalmente implicadas en el sexo, el placer, y el amor; dan a la mujer esa capacidad para soportar el dolor. Es un mecanismo natural de compensación que permite que las especie se perpetúen, es un recurso que se debe aprovechar.

Stephen Gaskin en 1971 hablando con sus seguidores

Stephen Gaskin en 1971

En su libro Spiritual Midwifery (Partería espiritual) se cuentan historias de parto positivas, con el fin de perder ese miedo, de compartir las experiencias. Remarca la necesidad de compartir nuestras historias y experiencias, en comundidad. Solamente escuchando historias empoderantes, podemos adquirir una nueva visión sobre el parto y enfrentarnos a él desde otra perspectiva.

Cualquier apreciación que yo haga a título personal sobre esta gran mujer, se queda corta. Ha cambiado paradigmas, ha sentado bases a nivel obstétrico, y lo mejor, es que ha hecho que muchas mujeres tengamos ganas de parir, de disfrutar la experiencia. Dar a luz a nuestros hijos de manera consciente, ser protagonista de tu parto, participar activamente, tal como la naturaleza lo tiene previsto.

FRASES DE INA MAY GASKIN

“Si una mujer no parece una diosa mientras da a luz, es que alguien no la está tratando bien.”

“Somos la única especie de mamíferos que tiene la habilidad de hacer temer a sus hembras sobre su capacidad de parir.”

“La manera en la que nuestra cultura trata a las mujeres durante el parto, es un buen indicador sobre como las mujeres y su contribución a la sociedad, son valoradas y honradas.”

“Está bien reír en momentos inapropiados.”3510611

“Recuerda esto, pues es muy verdadero: tu cuerpo no es un limón. Tu no eres una máquina. El creador no es un mecánico descuidado. El cuerpo humano femenino tiene la misma capacidad para parir que los osos hormigueros, leones, rinocerontes, elefantes, alces y búfalos. Aunque no lo hayas hecho durante tu vida, te recomiendo que empieces a pensar en positivo sobre tu cuerpo.”

“Es bueno practicar el perdón a una misma. Hay que ser compasiva con una misma como madre.”

“Es posible tener un buen parto en un hospital, pero tiene que haber gente muy sensible para poder asistir a las mujeres. El más mínimo detalle puede hacer perder toda la energía que se mueve en e
l nacimiento”

“No hay un órgano como el útero. Si los hombres tuviesen un órgano así, presumirían de él. Así que debemos hacerlo.”

EXPERIENCIA PROFESIONAL

Ina es la fundadora y directora del Farm Midwifery Center (la Granja), desde 1971, cerca de Summertown, Tennessee. En dicho centro, se han atendido unos 3000 partos, con notables resultados, e Ina, personalmente, ha atendido personalmente más de 1200 nacimientos. El el centro nacimientos de Ina, destaca por sus bajos índices de intervencionismo, morbilidad y mortalidad. Lo que es notable, ya que atienden multitud de partos en diversas presentaciones,inclusive de nalgas, así como partos gemelares y multíparos.

Es admirada y famosa en todo el mundo por su efectivo método de actuación ante la distocia de hombros, con una mínima intervención. Este es uno de las complicaciones más temidas durante un parto, y su método, la “maniobra Gaskin” (el primer procedimiento obstétrico que lleva el nombre de una partera), es seguido por un creciente número de estudiantes. Consiste en colocar a la madre a cuatro patas, lo que hace que el canal de parto se ensanche notablemente y el bebé pueda salir con mayor facilidad.

Sus buenas estadísticas en la atención de los partos de nalgas, han hecho que se replantease la necesidad de aplicar una cesárea en estos casos. Tanto ha cambiado la perspectiva gracias a ella, que el número de cesáreas en presentación de nalgas, los últimos 40 años, ha bajado hasta casi rozar la extinción.

En el año 2000, se hizo famosa en el mundo entero al publicar estas sorprendentes estadísticas, de 2028 partos atendidos entre 1970 y 2000:

Partos completados en casa existosamente: 95,1%

Cesáreas: 1,4%bs_slideshow_06

Fórceps: 0,5%

Mortalidad neonatal: 8/2028

Mortalidad materna: 0

Partos vaginales después de cesárea: 106/108

Depresión postparto: 1%

Perineo intacto: 68,8%

Lactancia exitosa: 99%

PREMIOS Y RECONOCIMIENTO INTERNACIONAL

Es conocida en Estados Unidos como: “La madre de la partería auténtica”. Ha dado conferencias alrededor del mundo a médicos, comadronas, y a estudiantes, tanto en escuelas como en centros médicos. Es un referente, y podéis encontrar en internet y youtube, numerosas charlas y entrevistas muy interesantes dirigidas al público en general. En la actualidad continúa ejerciendo, participando en debates, programas de televisión y diversos eventos.

A lo largo de su trayectoria profesional, ha recibido numerosos premios y reconocimientos:

  • De 1996 a 2002, fue la presidenta del Midwives’ Alliance of North America.
  • En 1997, recibió los premios: ASPO/Lamaze Irwin Chabon Award y el Tennessee Perinatal Association Recognition Award.
  • En 2003, fue elegida Visiting Fellow of Morse College, Yale University.
  • En 2009, le concedieron el título de Doctora Honoris Causa por la Facultad de Salud y ciencias humanas de Thames Valley University, en Londres, Inglaterra.
  • En 2011, fue una de los cuatro receptores del premio Right Livelihood Award (conocido como el premio Nobel alternativo) en la ceremonia de premios del parlamento Sueco, en Estocolmo.

Podéis encontrar más información y recursos en su web oficial, y su página en Facebook.

FILMOGRAFIA

El documental “Birth Story”,  Historia del nacimiento, que podéis ver en castellano aquí.

eda26302_birthstory_mailchimp_42513Aparece también en la pelicula “Orgasmic Birth” (2009, dirigido por Debra Pascali-Bonaro) aquí os dejo el trailer ya que no he encotrado el completo.

Así como en el documental “The business of being born” (2008, dirigido por Abby Epstein y producido por Ricki Lake), que podéis ver aquí en versión original.

Y también en “With women: a documentary about woman, midwifes and birth” (2006)

BIBLIOGRAFIA

Durante 22 años, publicó en la Birth Gazette, una revista sobre salud, nacimientos y parteras.

Además, ha publicado:

  • 1987 – Babies, Breastfeeding & Bonding.
  • 2002 – Spiritual Midwifery (Partería espiritual) , primera edición en 1977.
  • 2003 – Ina May’s Guide to Childbirth (Guía de Ina May sobre el parto)
  • 2009 – Ina May’s Guide to Breastfeeding (Guía de Ina May para la lactancia)
  • 2010 – Birth Matters: A Midwife’s Manifesta. En su versión en español, titulado: Nacimientos (lo podéis encargar en la casa del libro)
8f2f0e18224ba4a2f8946c5404c1fdb7

Adorable pareja; Ina y Stephen Gaskin

He disfrutado mucho indagando y recopilando información de Ina May Gaskin, merecía una entrada lo más completa posible. Espero que haya sido de vuestro interés, que disfrutéis con los documentales y os animéis a leer alguna de sus publicaciones. Si ya lo habéis hecho, comentádme que os ha aportado.

A mi: mucho poder, y respeto por el método ancestral de dar a luz, en armonía con nuestro cuerpo y confianza en nuestra partera. Creo que, dar una bienvenida al mundo en tales condiciones, aporta mucho a nuestros hijos además de reforzar nuestra concepción de nosotras mismas, el respeto a nuestro cuerpo.

 

Si te ha gustado lo que has leído, no dudes en compartir, comentar, darle a me gusta y seguir mi blog! Gracias por leerme 🙂

Abrazos mamíferos ❤

Gestando el cambio

Ibone Olza

gestando el cambio EPENEn la última asamblea de la Asociación El Parto es Nuestro (también conocida como EPEN) las socias aprobamos por mayoría una propuesta política dirigida a todos los partidos, que suscribo plenamente y considero muy importante difundir.

Estos son los cambios que nos gustaría se realizaran en la próxima legislatura en todo el estado:

  • Aumentar las deducciones fiscales por hijas e hijos a cargo.
  • Ampliar en la legislación laboral los permisos para que las madres puedan dar el pecho con arreglo a las recomendaciones de la OMS [1] y las familias atender a los bebés [2].
  • Aumentar la suspensión de contrato por paternidad al menos hasta los 2 meses [3].
  • Reducir los períodos de cotización a la Seguridad Social para poder acceder a la prestación por maternidad/paternidad.
  • Aumentar el subsidio por maternidad al menos hasta los 6 meses.
  • Igualar los derechos de progenitores biológicos a los de progenitores adoptantes respecto…

Ver la entrada original 398 palabras más

Semana 21: la vida intrauterina

Hoy lunes, estoy ya de 21+5, así que según mi app. nos quedan, aproximadamente, 128 días de gestación. Ya hemos superado 151, o sea que es pan comido! El bebé debe de medir unos 28 cm de nalgas a coronilla, y ya debe de estar rondando el medio quilo de peso, una mini personita 🙂

Esta tarde tengo cita para la higiene dental, que no me hace ninguna ilusión porque tengo las encías muy sensibles, pero así me lo quito de encima… creo que va a ser como una película gore… y mañana con la comadrona, que ya es más agradable. Así que Mamífero ha compaginado sus días de fiesta para venirse conmigo de ruta médica, como de costumbre…

Cuando me medí esta semana la barrigota, me llevé una grata sorpresa: ¡ha crecido 3 centímetros!! Aunque no he cogido nada de peso, o sea que el que crece es el pequeñín. El ombligo se me está “achinando”, y por la parte de arriba ya está empezando a desaparecer, ¡no hay casi hueco! En este embarazo me está creciendo mucho más la barriga, y a partir de la semana 20, veo que está avanzando muy rápido. Tengo hace un par de semanas, mucha necesidad de comer queso, me lo pide el cuerpo, supongo que está relacionado con el repentino crecimiento del niño.

Había notado que estaba más grande mi barriga, sobre todo por la ropa, que ya no me entran muchos jerséis ni camisetas. Y también porque he empezado a tener la espalda bastante cargadita… Al hacer las cosas cotidianas como fregar platos, cocinar, etc.. me doy cuenta que al tener un espacio (la barriga) de separación que salvar, tengo el centro de gravedad más alejado de la “actividad”. Eso hace que estire más los brazos y adopto posturas que me cargan la espalda por la zona de los omóplatos. Así que tendré que ir vigilando la higiene postural…  Además, estoy un poco torpe, no calculo bien las distancias con mis nuevas dimensiones, y pierdo el equilibrio con facilidad 😦

Hace un par de días tuve un susto, porque bajé una caja del altillo del armario, y al dejarla caer en la cama, rebotó y fue directa hacia mi barriga. No fue un golpe muy grande, pero me quedé un poco preocupada. En el embarazo de Aritz, me saltó mi gata Maru, jugando, encima de la barriga y no le pasó nada al bebé. Y unque sé que están protegidos ahí dentro por su bolsita, y que no fue gran cosa, una se asusta… En principio me tranquilicé porque el bebé se movía, aunque las primeras horas estuve intranquila. Pero no he tenido ningún dolor ni he manchado, así que no ha sido nada.

Esta semana, he notado un gran cambio que me tiene contenta y hace que me pase largos ratos mirándome la barriguita y hablando con él. Ya se notan los movimientos del bebé por fuera de la barriga, se ven bultitos de un lado a otro, cuando está de fiesta ahí dentro. Y le saludo tocándole y hablando, y parece que le gusta que le siga el rollo, debe ser divertido no sentirse tan solo ahí dentro. Normalmente, me da un golpecito allí dónde pongo la mano, pero desde hace un par de días, tenemos un juego nuevo que él ha inventado. Da un golpe donde tengo la mano, y después otro en otra parte, entonces le hablo y toco allí dónde le he sentido. Él me contesta volviendo a tocar, como si confirmase que sabemos “donde estamos”, y da otro golpe en otro sitio… y así repetidamente hasta que se cansa. Y yo me paso el rato disfrutándolo, es algo sencillo que me hace muy feliz, poder interactúar con él.

Ya está tan grandecito que empiezo a notarlo por encima del ombligo y en ambos extremos de la barriga a la vez. A veces me sobresalto porque le estoy sintiendo en un lado, y de golpe me da un golpe en el opuesto, y no me lo espero. A veces, me da tan fuerte que me parece que es algo que me ha tocado por fuera, pero es él, que llama mi atención 🙂

Me he dado cuenta de que es un niño muy nocturno, como su madre. Aunque ahí dentro no haya horarios que seguir, si que tiene unas pautas muy marcadas de actividad. Cuando me despierto, está un rato activo mientras estoy “vagueando” en la cama un poco más, pero en cuanto me levanto, se queda tranquilito. Por el día, mientras que hago cosas en casa sigue bastante quieto, y ya  por la tarde noche (normalmente coincide cuando estoy preparando la cena), le empiezo a notar más animadillo, pero a ratos, se calma. Después de cenar, se vuelve a activar, y está un buen rato mientras reposo la cena, jugando. A partir de ahí, empieza la fiesta, y su clímax de actividad es de madrugada, a partir de las 4-5 de la mañana, ¡mi barriga parece un palomitero! Es una pasada la energía que tiene a esas horas, y yo que ya soy de desvelarme, no puedo dormir, tengo que ver que hace… Se puede pasar hasta las 7 de la mañana dando botes y girando casi ininterrumpidamente, ¡que energía!

Me encanta imaginar qué estará haciendo y sintiendo dentro de mí, y me parece que lo pasa genial. Puedo sentir como va de un lado a otro, gira, pega brincos… Y con el espacio que tiene todavía, debe ser un hogar estupendo: calentito, mullido y sin ninguna necesidad por cubrir. Tiene que ser una etapa de la vida realmente feliz estar en el útero… Por eso los bebés se tranquilizan tanto estando en brazos de la madre, con su calor, su corazón, el balanceo continuo, y cerquita del pecho para no sentir hambre. La vida para ellos pasa, de golpe, de tenerlo todo cubierto a empezar a sentir sensaciones desagradables como: frío, hambre, ruido, luces, gravedad, olores, desprotección… Y una vez fuera deben sentir el mundo como un lugar inmenso, inseguro.

Todavía le quedan unos meses de disfrute dentro de mí, y espero darle lo mejor, ahora y después. Lo que nos queda por delante serán unas semanas llenas de alegrías, y complicidad. Ya siento que nos vamos conociendo más, día a día. Estoy disfrutándole mucho, es precioso sentirle tan conectado a mi, y tan vital.

Hace tiempo, vi unas imágenes espectaculares de a la vida en el vientre materno que me dejaron impactada. El autor era el fotógrafo científico sueco Lennart Nilsson (aquí su web) que ya en 1965 logró mediante un endoscopio fotografiar un feto humano intraútero. Las imágenes son preciosas, os dejo este reportaje por si queréis ver más. Además de trabajos sobre naturaleza, cuerpo humano y fondo marino, hizo valiosos estudios con la fotografía microscópica, mostrando virus como el del SIDA o células cancerígenas.

Os dejo con esta preciosa fotografía de un feto a las 18 semanas de gestación, espero que os guste 🙂

 

Si te ha gustado lo que has leído, no dudes en compartir, comentar, darle a me gusta y seguir mi blog! Gracias por leerme 🙂

Abrazos mamíferos ❤

preg-38_1494419i